Etiquetas

, , , , , , , ,

Este  es un plato muy sabroso,  rápido  y no tiene mucha complicación.
Ingredientes para 4 personas:

1 kg de almejas

1/2 cebolla

2 dientes de ajo

harina

1 vaso pequeño de vino blanco de calidad

1 vaso de caldo de pescado ó agua

2 cucharadas de salsa de tomate

Perejil

Aceite de oliva

Elaboración:

El único problema que tiene este plato es que las almejas tenga arena y por lo tanto nos estropearía el plato.

Las almejas las compro en el mismo día que las voy a preparar, por lo general en el mercadillo, y siempre a la misma pescatera, que es de confianza.

Si tuviera arena las almejas, lo que hago es ponerlas a remojo con sal durante bastante rato, para que vayan soltando la arena.

Por si a caso yo siempre las abro aparte. Pero el proceso de limpieza es siempre el mismo:  las miro si hay alguna que esta rota y la aparto , si esta abierta, y si  bajo el grifo del agua no se cierra, la desecho.

Las voy poniendo en una cazuela, y las tapo para que se hagan, no pongo agua, se hacen en su propio jugo.

Cuando están abiertas, las reservo en un plato y me voy fijando que esten todas abiertas y no encuentre  arena. Reservo el jugo que hay en la cazuela en la que he abierto las almejas.

En una cazuela de barro, pongo una chorrada de aceite, y cuando este caliente añado la cebolla picada y los dientes de ajo también picados cuando comiencen a dorarse añado una cucharada de harina, dejo que se tueste un poco y añado el vino.

Dejo que se evapore el alcohol del vino (será unos segundos)   añado el jugo de las almejas . Mezclo para que la salsa vaya ligando.  Si  vemos que hay muy poco caldo añadimos un poco de agua ó caldo de pescado (como un vaso)  , cuando comience a cocer añadimos las almejas ya abiertas.  Y dejamos que se mezclen con la salsa durante unos minutos.

En caso de que no haberlas abierto previamente, se haría después de haber añadido el vino. En ese momento también le añadiriamos como un vaso de caldo  de pescado o agua.  Dejamos que cuezca hasta que se abran las almejas y movemos para que se ligue la salsa

Sobre todo tiene que quedar una salsa  caldosa para que podamos untar.

Cuando lo vayamos a presentar se puede utilizar  la misma cazuela de barro al que añadiremos  un poco de perejil.

Anuncios