Etiquetas

,

Actualmente es una  verdura que podemos  encontrar durante todo el año en el mercado, natural ó congelada.

En otoño-invierno la suelen vender en los mercadillos  sin limpiar, en las grandes superficies o supermercados la podemos encontrar  limpias en bolsas o congeladas.

Si tenéis poco tiempo, la mejor opción sin duda es comprarla ya limpia ó congelada.

Es una verdura muy engañosa, una vez cocida se queda en nada.

Ingredientes:

1 bolsa de espinacas limpias  o  congeladas

Sal

aceite

1/4 de cebolla

Un puñado de piñones,  son caros.

Elaboración:

Para cocer las espinacas, ponemos  una cacerola grande con dos dedos de agua y una pizca de sal, cuando este hirviendo el agua,  añadimos las espinacas limpias, que previamente las habremos lavado bajo el chorro del grifo. Y vamos dando vuelta para que en contacto con el calor se reducen, cuando el agua vuelva  a hervir, las dejamos cocer  un par de minutos.

Si optamos por congelada, añadiremos el bloque o bloques de espinacas congeladas, dejaremos que se deshagan y que el agua coja temperatura, en una palabra que vuelva a cocer  y las dejamos cocer un par de minutos.

Cuando estén las echamos en el escurre verduras y las apretamos con una cuchara de madera para que escurra bien el agua.

En una sartén echamos un chorrito de aceite y ponemos la cebolla que habremos picado muy finamente, y dejamos que coja color, añadimos las espinacas revolvemos un poco y los piñones, comprobamos la sal. Se deja que se mezcle todo durante un minuto y a servir.

Las espinacas es una verdura muy agradecida, se puede comer sólo la hoja cruda en ensalada, o cocida acompañada de bacón, gambas, como ingrediente para una quiche, con garbanzos, en croquetas …. etc.

Anuncios